La Navidad en el ayuntamiento de Barcelona

La señora Colau ha sabido plasmar su "cacao mental" personal al engendro belenístico que ha "colocado" en una de las plazas emblemáticas de Barcelona... todo, muy al estilo okupa...

En una breve salida por la Ciudad Condal, fui a la plaza de San Jaime para disfrutar del Belén que había instalado el Ayuntamiento.

Mi sorpresa fue tremenda cuando observé el esperpento que se había colocado en una esquina. Nada hacía pensar que "aquello" fuera un Belén; Más bien parecía una tomadura de pelo a los barceloneses y a los turistas.

Unas bolas sin gusto ni medida; Un temario absurdo, ridículo y casi, casi ofensivo: Un tipejo pescando narices, como si quisiera indicarnos que la alkaldesa nos roba "por narices". De hecho, la única referencia a lo que un Belén suele ser fueron unas cajas de cartón rotuladas con "María", "pastor"... y algunas alusiones a los verdaderos integrantes del tradicional pesebre, que en este caso estaban ausentes.

Mi sentimiento de pasmo, desilusión, vergüenza ajena y ridículo alcanzó cotas inimaginables, por lo que opté por visitar la Exposición de Pesebristas, justo en la esquina contraria al Ayuntamiento. Allí pude contemplar pesebres maravillosos, artísticos, detallistas e imaginativos, cosas todas de las que carecía el de nuestra alkaldesa.

La señora Colau ha sabido plasmar su "cacao mental" personal al engendro belenístico que ha "colocado" en una de las plazas emblemáticas de Barcelona... todo, muy al estilo okupa... que nos habrá costado lo suyo...

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia