Las caras de Bélmez: El misterio de Jaén

El misterio de las caras de Bélmez comenzó en el verano de 1971, en un hogar humilde del pequeño pueblo de Bélmez de la Moraleda, en Jaén.

La casa pertenece a la familia Pereira que observa atónita como una mancha en el suelo de su casa va formándose poco a poco hasta que aparece un rostro humano. A partir de aquí podríamos concluir con que es todo fruto del azar o de la humedad pero las cosas cambian cuando en casa de los Pereira comienzan a formarse caras nuevas.

En un principio el señor Pereira intentó quitar aquella primera mancha y lo consiguió. Todo estaba en orden pero al cabo de un mes aparece una mancha nueva. En esta ocasión el matrimonio decide extraer el trozo de suelo con la cara y lo conservan enmarcado.

caras_belmez

A partir de aquí la familia notifica al Ayuntamiento el suceso e intentan darle una explicación. Para ello excavan el subsuelo de su casa pero no hallan nada; únicamente huesos. ¿Por qué huesos? La casa de los Pereira, al parecer, está situada en el emplazamiento de un antiguo cementerio que data del siglo XVIII. Este hecho vino a añadir más misterio a las apariciones de Bélmez.

Poco tiempo después un grupo de reputados parapsicólogos con Germán de Argumosa a la cabeza, decide instalarse en el pueblo jienense e investigar el fenómeno de las caras. El equipo graba varias psicofonías dentro de la casa y obtiene resultados escalofriantes pero no determinantes. Se oyen gritos, quejidos, llantos y algunas de las voces que se escuchan gritan cosas como: "Germán, pica, patio, levanta cemento". La presencia de los parapsicólogos y las psicofonías aumentan el morbo y el caso de Bélmez aparece en revistas y diarios a nivel nacional.

Con el paso de los años muchos intentaron demostrar la falsedad de las caras, las llamadas teleplastias y el supuesto engaño al que habían sometido a la gente durante tanto tiempo. Para ello se llevaron a cabo investigaciones científicas pormenorizadas pero no se pudo demostrar que hubiese alguna "mano humana" detrás de todo aquello. Algunas de la teorías que tiraban por tierra lo paranormal de los sucesos apuntaban que las caras podían estar hechas a partir de sales de plata, que al reaccionar con la luz, se formaban como un dibujo. Se demostró que esto era imposible. También se demostró que no había cloruro sódico ni hollín ni cualquier otra sustancia en lso componentes de los pedazos de suelo en los que aparecían las caras.

Otro de los fenómenos que más ha sorprendido al respecto es que durante un período de tres meses, en los que un notario precintó la vivienda para comprobar la veracidad de los hechos, la casa permaneció cerrada bajo vigilancia y se fotografió el suelo por parcelas. Pasado el tiempo de precinto se abrió de nuevo la casa de los Pereira y la sorpresa del notario fue comprobar que no sólo habían aparecido nuevas caras, sino que las que ya estaban se habían perfilado o movido de sitio. También ha habido diversas anécdotas al respecto; quizás la más famosa es la aparición de un rostro muy similar al de Francisco Franco poco antes de su muerte.

belmez-caras-2004

Ha pasado el tiempo y la inquilina de la casa de las famosas caras ha fallecido. Muchas de las teorías que se habían barajado apuntaban a esta mujer, María Gómez Cámara y ahora se comenta que las caras han perdido intensidad. El SEIP (Sociedad española de Investigadores Parapsicológicos) comenzó en febrero del 2004 una nueva investigación para intentar aclarar - de nuevo- el caso de Bélmez.

Sea cual sea el resultado, siempre habrá opiniones y teorías para todos los gustos. De momento no hay consenso y las caras de Bélmez siguen siendo un misterio.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
DJ cadence marina.pokemon70@gmail.com18 de abril de 2014 a las 12:05 (UTC)
es vastante raro las caras se mueven se forma un rostro no se yo pero es un misterio y da mucho miedo es más en casa de un familiar mio hay un cuadro en el que aparece una persona que sale en esa casa encantada

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Conéctate con tu usuario si estás registrado en Beevoz